Fuerte y duradera, la caldera de gas no es un sistema que suela averiarse, salvo fallos puntuales que muchas veces se pueden evitar con un buen mantenimiento. Pero su uso constante puede originar fallos en la combustión que afectan directamente al rendimiento. Por ello, debes tener en cuenta cuándo es necesario reparar una avería en tu caldera.

De acuerdo con los especialistas, con el mantenimiento apropiado la vida útil de una caldera puede prolongarse hasta 10 años. Sin embargo, en el transcurso de ese tiempo siempre habrá inconvenientes, deterioros y anomalías que pueden advertir la necesidad de reparar una avería en tu caldera.

Existen desperfectos típicos que pueden presentarse a lo largo de los años en tu sistema de calefacción. Estar atento a estas imperfecciones puede darte una señal para reparar una avería en tu caldera y prolongar su utilidad por mucho tiempo sin gastar mucho dinero.

Fallos frecuentes que provocan que tengas que reparar una avería en tu caldera

1. Fallos en la sonda de temperatura

Cuando la sonda de temperatura no trabaja adecuadamente, ocurren errores en la detección del nivel de calor del agua, ya que esta pieza es la encargada de calentarla. Al existir un desperfecto, el resto del sistema asume que el agua se encuentra a una temperatura adecuada y no produce más calor.

En este sentido, para reparar avería caldera tendrás que acudir a un técnico que sustituya la pieza.

2. Presión muy baja: reparar esta avería en tu caldera

A lo largo de los años, es frecuente que aparezcan bajadas de presión que ocasionan la ausencia total de agua caliente en el sistema de calefacción. Según los expertos, solventar este desajuste en casa es relativamente sencillo.

3. El sistema no funciona

Cuando el sistema de gas deja de funcionar, puedes pasar horas tratando de descifrar cuál es el fallo. Pero la causa a veces no es tan complicada. Lo primero que debes hacer es revisar que las llaves de paso no estén obstruidas o cerradas.

Asimismo, es recomendable que confirmes si la compañía de gas no ha cortado el suministro por alguna razón. Son pasos previos que debes dar antes de tomar la decisión de reparar la avería de tu caldera.

4. Bomba de recirculación bloqueada

Si al encender la caldera la temperatura asciende súbitamente y luego el sistema de calefacción se apaga, es una señal inequívoca de que la bomba de recirculación se ha bloqueado. Podría tratarse de un desperfecto o de la completa inutilización de la pieza. Para reparar esta avería en tu caldera en este caso es importante que llames a un técnico especializado.

5. Salida de humos obstruida

La obstrucción de la salida de humos es una avería que debes considerar muy en serio, ya que significa que se ha detenido el funcionamiento que evacúa el monóxido de carbono a través del conducto destinado para ello o a través de la chimenea. El hecho de que esto no esté ocurriendo de modo eficaz podría ser grave para tu familia.

Lo primero que debes hacer es revisar el panel electrónico de la caldera y, de presentar un error, detener el sistema de encendido porque tu hogar podría estar en riesgo. No obstante, lo más aconsejable es que acudas a un especialista en calefacción que tenga el conocimiento para reparar una avería en tu caldera.

En nuestra web encontrarás una amplia variedad de calderas con una alta eficiencia energética. Equipos duraderos, y de alta calidad que te permitirán disfrutar de un óptimo confort y ahorrar en tu factura energética.