Calcular la potencia del aire acondicionado que se necesita es esencial para realizar una buena compra. Piensa que si se elige mal el equipo, aparte de haberte gastado un dinero de forma poco eficaz, encima es posible que no consigas el confort deseado, ya que si compras un equipo poco potente, no refrigerará lo necesario.

Como profesionales en climatización, en Eficonfort queremos que dispongas de toda la información necesaria para que hagas una buena compra, así que en este artículo aprenderás a saber cómo calcular la potencia del aire acondicionado. Aun así, si sigues con dudas siempre podrás disfrutar del asesoramiento de nuestros profesionales.

¿Qué es la potencia del aire acondicionado?

Pero comencemos por el principio; ¿qué potencia tiene un aire acondicionado? En todo equipo de refrigeración pueden distinguirse dos tipos:

¿Cómo calcular la potencia del aire acondicionado y saber cuál necesitas?

El dato que se necesita para elegir el equipo adecuado es qué potencia de aire acondicionado debe tener, es decir, la de refrigeración o térmica explicada anteriormente. Pero ¿qué ocurre si no tenemos en cuenta esto a la hora de comprarlo? Pueden darse dos casos:

  1. Que el equipo comprado tenga un exceso de potencia: En este caso, adquiriremos uno mucho más grande y más caro del que necesitemos, pero además, estaremos malgastando energía y su mantenimiento costará más.
  2. Que el equipo comprado tenga un defecto de potencia: En esta situación, lo normal es que forcemos al aparato a funcionar con su máxima potencia, con lo que habrá más consumo energético, más ruido y se acelerará su desgaste, aparte de que no tendremos la habitación correctamente climatizada.

Así que saber calcular la potencia del aire acondicionado es algo muy válido si queremos realizar una buena compra. Veamos cómo hacerlo.

El cálculo se basa en saber el número de frigorías que necesitamos. Para ello, hay una fórmula muy generalizada que suele ser válida en equipos domésticos y es la de estimar 100 frigorías por metro cuadrado de habitación. Así, una estancia de 25 metros cuadrados, necesitará 2500 frigorías.

Como 1 frigoría equivale a 1,163 W, en el ejemplo anterior necesitaremos un aparato de 2,91 kW.

Es importante resaltar que el método anteriormente empleado es una simplificación de los cálculos que efectuaría un especialista en aire acondicionado. Para superficies más complejas, se emplea el siguiente método:

nº frigorías = ancho x largo x altura x 50 x c

Resumiendo, calcular la potencia del aire acondicionado es totalmente necesario para realizar una buena elección de un equipo de refrigeración. Además, es muy sencillo para una habitación, por lo que ahora ya podrás saber qué modelo necesitas comprar.