Los equipos de aire acondicionado que utilizamos en nuestro hogar nos permiten disfrutar de la temperatura deseada en cualquier época del año. A pesar de su presencia masiva en los hogares, algunos de sus componentes son muy desconocidos, como son los filtros de aire. En este artículo veremos para qué sirve el filtro del aire.

Qué es el filtro de aire y para qué sirve

El filtro de aire es un accesorio del aire acondicionado que purifica el aire que emite el equipo. Este filtro se encarga de hacer desaparecer las partículas contaminantes, el polvo y los microorganismos patógenos que pueden estar presentes en el aire de la estancia. Gracias a los filtros de aire podemos respirar un aire más puro y limpio, además de fresco, en el hogar.

Esta es la principal respuesta a la pregunta de para qué sirve el filtro de aire. Y es que influye en la calidad del aire que respiramos, algo de vital importancia en hogares donde hay personas asmáticas, alérgicas o con las defensas bajas.

Cuándo debo cambiar el filtro de aire

Ahora que ya sabes qué es el filtro de aire también debes saber cuándo debes cambiarlo para que el aire del equipo salga purificado. Los fabricantes dan unos plazos orientativos que pueden ser de gran ayuda. Por ejemplo, en una casa de vacaciones, con un cambio de filtro una vez al año será suficiente.

En la primera vivienda se recomienda cambiarlo de 4 a 6 meses si hay mascotas y personas alérgicas. Si no hay personas alérgicas, pero sí hay mascotas, cada 6 meses será suficiente. En hogares sin mascotas, pero con más de 2 personas, en un plazo de 6 a 12 meses será suficiente. Mismo plazo para hogares con poco uso del aire acondicionado.

Cómo saber si el filtro de aire está en mal estado

Es posible identificar un filtro de aire en mal estado percibiendo algunas señales muy claras. En primer lugar, debemos cambiar el filtro de aire si el aire acondicionado emite un mal olor al encenderlo, como puede ser el olor a moho. También si las personas alérgicas sufren episodios alérgicos al encender el dispositivo.

Otro síntoma de que los filtros están en mal estado es que el rendimiento del dispositivo baja y no percibimos el aire a la temperatura que indicamos al dispositivo. En ocasiones, el cambio del filtro no es suficiente y lo recomendable es cambiar el aparato de aire acondicionado para disfrutar de la temperatura idónea.

Qué ocurre si no cambio el filtro de aire

Si dejamos que el tiempo pase y no cambiamos el filtro de aire vamos a experimentar consecuencias negativas. Lo primero es un impacto sobre la salud, ya que el equipo emite un aire más húmedo, con moho y presencia de bacterias y virus que afectan a la salud. No cambiar el filtro también afecta a la factura de electricidad, que puede ser hasta un 30% superior. Y al propio equipo, ya que puede ser el origen de otras averías y problemas.

En definitiva, el cambio del filtro en los equipos de aire acondicionado es esencial para seguir disfrutando de un aire fresco y purificado.

¡Aquí está nuestro catálogo de sistemas de aire acondicionado!