Hasta no hace mucho tiempo, cuando se compraba un equipo de climatización con bomba de calor, nos fijábamos en la potencia que tenía para asegurarnos que iba a ser suficiente en función de nuestros propósitos. Pero en los últimos años, y debido al considerable incremento de los costes eléctricos, el término eficiencia energética empieza a pesar más en nuestra elección. Teniendo en cuenta todo esto, saber qué es el COP puede sernos muy útil para determinar si la máquina que queremos adquirir será lo suficientemente potente para conseguir la temperatura de confort necesaria con un menor coste energético. Por ello, en Eficonfort vamos a explicar qué es este coeficiente y para qué puede sernos muy útil.

Qué es el COP y por qué debes conocerlo

Si quieres saber exactamente qué es el COP (Coefficient of Performance), una buena forma es consultando la norma UNE-EN 14511, en la cual se define como el ratio que hay entre la potencia calorífica y la potencia útil absorbida de un equipo que tiene una bomba de calor. Si lo traducimos a un lenguaje más llano, el COP establece una comparación entre la salida de calor de un condensador y la potencia que se le suministra a un compresor.

Por tanto, el COP en una bomba de calor indica cuánto va a consumir un equipo en función de la energía calorífica aportada; es un coeficiente de rendimiento que indica la eficiencia energética de un aparato de climatización. De esta manera, podemos establecer una relación entre la energía que gasta y la genera.

Así, si un equipo tiene un COP para calefacción de un 3, indica que por cada kW de energía que consume, es capaz de ofrecer 3 kW de energía calorífica.

¿Cómo se calcula el COP?

Para efectuar el cálculo de COP en un sistema de refrigeración, es necesario saber la potencia eléctrica y calorífica que tiene el equipo cuando funciona en el modo de calefacción. Ambos datos se encuentran en las tarjetas de información técnica que tiene cualquier aparato de climatización.

De esta manera, el COP en refrigeración se calcula dividiendo su potencia calorífica entre la eléctrica que necesita para su consumo. El resultado se multiplica por 100 para expresar el dato final en forma de porcentaje.

Es relevante recalcar que para determinar correctamente el COP en un sistema de refrigeración, tanto la potencia calorífica como la eléctrica se toman en el momento en que el aparato está funcionando a pleno rendimiento. Solo de este modo, el resultado trasladará una imagen fidedigna del gasto energético que tiene la máquina, ya que no siempre puede funcionar con el mismo rendimiento.

Saber qué es el COP en una bomba de calor es muy útil para poder hacerse una idea del gasto eléctrico y de la huella energética que tiene un equipo de aire acondicionado en el momento de decantarse entre varios modelos. Gracias a este coeficiente, es posible conocer la eficiencia energética entre varias alternativas y elegir la opción más conveniente, tanto desde el punto de vista económico como medioambiental.

COP vs SCOP: ¿en qué se diferencian?

Al comprobar las características de un aire acondicionado puede llamarnos la atención que existen dos valores muy parecidos, como son el COP y el SCOP. Pero, ¿cuál es la diferencia entre ellos?

Para empezar debemos explicar que el SCOP es un cálculo más complejo de la eficiencia energética del equipo, pues toma como referencia el consumo del equipo en 4 cargas de trabajo diferentes: 21%, 47%, 74% y 100%. También considera el consumo del equipo cuando está parado, apagado o en modo de espera. En cambio el COP calcula sólo el consumo del equipo cuando este funciona al 100%, por lo que con el SCOP podemos tener una idea más realista del consumo final.