En una instalación térmica, cuando están conectados varios circuitos en serie puede haber problemas de funcionamiento en el sistema si no se instalan elementos como la llamada aguja hidráulica. Veamos qué es exactamente y cuáles son sus funciones en este tipo de circuitos.

Qué es una aguja hidráulica y cómo se aplica

La aguja hidráulica (también llamada térmica, pirolito, compensador hidráulico o botella de desacoplamiento hidráulico) es un pequeño depósito de inercia que se emplea en sistemas de climatización por agua o calefacción para separar los diferentes circuitos hidráulicos de los generadores de los conductos de distribución.

Una aguja térmica para una calefacción, por ejemplo, desliga totalmente los circuitos primarios de los secundarios, sin incurrir en una posible pérdida de eficiencia que ocurriría con una incorporación de calor. La aguja es la que se encarga de alimentar tanto al de ida como al de retorno. Este elemento debe incorporar en su parte posterior un purgador de aire, y en su zona inferior una válvula de vaciado para eliminar los posibles fangos que tenga la instalación.

Puede aplicarse en las siguientes situaciones:

Funciones de la aguja hidráulica en instalaciones térmicas

Cuando en una instalación coexisten un circuito primario, dotado de su propia bomba, y otro secundario con una o más bombas, hay casos en que en el funcionamiento las bombas pueden interactuar entre sí y producir variaciones en los caudales y en las presiones de los circuitos.

Una aguja hidráulica de suelo radiante puede, en estos casos, evitar las anomalías citadas y solucionar problemas ocasionados por los diferenciales de caudal o presión. En algunas situaciones, puede dar lugar a un mezclado, enfriando el fluido que viene de la caldera por el frío que regresa de los puntos terminales.

Analicemos los casos más frecuentes donde es beneficiosa la instalación de una aguja hidráulica en aerotermia o en otro tipo de sistemas:

  1. Caudal del circuito primario igual al secundario: este diseño provoca un retorno frío al generador, y cuando se quiera que los circuladores trabajen independientemente, habrá que instalar un compensador hidráulico.
  2. Caudal del primario superior al secundario: esta situación se da en generadores estándar, donde a mayor temperatura, mayor rendimiento. La aguja hidráulica provocará que parte del caudal que vaya por el primario derive a través de ella hacia su retorno, aumentando la temperatura.
  3. Caudal del primario inferior al del secundario: es el caso típico de un generador que alimenta a un suelo radiante. En él, el circuito secundario trabaja con un salto térmico inferior al normal y un rango de caudales elevado que pueden provocar una disminución importante de temperaturas.

La instalación de una aguja hidráulica en una instalación térmica puede subsanar aquellos problemas de funcionamiento que puedan producirse cuando se tienen dos o más circuitos trabajando en serie. Gracias a ella, las calderas podrán cumplir bien su función.

Si necesita ayuda con la instalación de la aguja hidráulica, puedes ponerte en contacto con nosotros aquí.