La elección de una caldera de condensación es la preferida por la mayoría de las familias, pues este tipo de caldera es la más eficiente. Aprovecha el calor que queda en los gases que se generan en la combustión, condensando el vapor en agua y extrayendo el calor residual para volver a usarlo. Pero para sacar el máximo partido del equipo también será necesaria elegir una correcta ubicación de la caldera.

Esta instalación de las calderas de gas siempre genera dudas, pues por temas de seguridad, espacio y comodidad nunca sabemos si ponerla en el interior o en el exterior de la vivienda.

Ubicación de la caldera en interior

Es la opción preferida de las personas que viven en pisos, puesto que, aunque la ley permite la instalación de calderas de gas natural en la fachada o en la azotea del edificio, por cuestión de estética es casi imposible que la comunidad nos dé el permiso.

No hay que olvidar que estas máquinas necesitan de una serie de tubos que arruinarían la estética de la fachada, de manera que en los bloques de viviendas se pone siempre dentro.

Cuando se elige ponerla dentro de casa, la cocina suele ser la zona más común para instalarla, con el resto de grandes electrodomésticos del piso.

Instalación de caldera en exterior

En las viviendas unifamiliares se suele poner la caldera en el exterior para ganar espacio en la cocina y aumentar la sensación de seguridad.

Puede que el precio de la instalación de la caldera sea superior, pero merece la pena por no tenerla dentro de la vivienda quitándonos metros útiles que siempre son necesarios y evitando todo tipo de ruidos.

Aquí debemos elegir un equipo preparado para ser instalado en el exterior (suelen venir con una carcasa especial) y también habrá que proteger las tuberías de las bajas temperaturas con el fin de que no se congelen, en especial si vivimos en una zona en la que las heladas son frecuentes.

Por último, un requisito que debemos cumplir es que la salida de humos esté a más de 3 metros de cualquier vecino, lo cual es sencillo en las viviendas unifamiliares.

¿Puedo instalar la caldera en el balcón o terraza?

Una pregunta que se hacen muchas personas que viven en pisos es si pueden sacar la caldera al balcón o a la terraza, sobre todo por motivos de espacio cuando el equipo está en la cocina.

Sí se puede y lo único que hay que hacer es contactar con un instalador autorizado para que alargue las conexiones hasta donde haga falta.

No es necesario cambiar de caldera, ya que, aunque sea una de interior se puede poner fuera dentro de un armario que la proteja, sobre todo de la humedad y la lluvia, aunque si nuestra caldera de gas es antigua es un buen momento para cambiarla y colocar una destinada a las zonas exteriores.

El lugar de la instalación de la caldera de gas es una duda muy frecuente entre los usuarios. Siguiendo la normativa se puede poner tanto en el interior como en el exterior de la vivienda sin que su rendimiento se vea afectado.

Si está bucando cambiar de caldera, puede consultar su caldera ideal en nuestro asistente de elección de caldera.