Oferta Acondicionador magnético de gasoil

Ahorrador de combustible magnético de GASOIL

El acondicionador magnético para gasoil ahorra combustible y reduce la emisión de gases contaminantes. Muy fácil de instalar, no necesita mantenimiento. Funciona con todo tipo de combustibles (gasolina, gasoil) en calderas, motogeneradores, etc. 

Más detalles

5114-43568

Nuevo producto

69,00 € IVA inc.

99,00 € IVA inc.

- 30,00 €

El acondicionador magnético para Gasoil consigue que la combustión sea más efectiva, aumentando el poder calorífico y reduciendo los inquemados producidos por una combustión incompleta. Al mejora la combustión obtenemos un ahorro directo de combustible. 

- Importante ahorro de combustible.

- Reduce la emisión de gases contaminantes: HC, CO, CO2, NO, NOx, ...

- Rápida amortización de la inversión.

- El filtro de gasoil queda limpio.

- Aumenta la vida útil del equipo. En calderas al disminuir la opacidad de los humos de combustión los turbuladores se ensucian menos y son más eficaces durante más tiempo a no acumularse el hollín en ellos. 

AHORRA COMBUSTIBLE Y REDUCE LA EMISIÓN DE GASES CONTAMINANTES.

Características:

Es un Sistema Acondicionador de Fluidos (hidrocarburos) compuesto por dos imanes permanentes de alta intensidad, que emiten un poderoso campo focal magnético. Su carcasa magnética está concebida para resistir las inclemencias atmosféricas, por lo que puede ser instalado a la intemperie sin problemas. No entra en contacto con el combustible, al colocarse en el exterior de los conductos, por lo que su acción no cambia químicamente el fluido sino que lo polariza variando su estructura física. Es una energía alternativa, limpia, inofensiva y no contaminante.

Funcionamiento y beneficios:

Los hidrocarburos presentan en su estructura los llamados racimos moleculares que impiden que el combustible se queme en su totalidad. Con la instalación de estos imanes se emite un potente campo magnético focal que cambia dichos racimos, ordenando los iones y logrando una combustión más efectiva. Esta polarización hace que no se generen hidrocarburos no quemados y obtengamos una combustión total con el consiguiente ahorro y reducción de la contaminación. Bajo la influencia del campo magnético, las estructuras moleculares se rompen facilitando así una mejor ordenación de los átomos de oxígeno, generando una mejor combustión y una reducción en la cantidad de contaminantes (hasta un 40% menos). Se alarga la vida de las máquinas al evitar incrustaciones de hollín en los tubuladores, válvulas, bujías, inyectores, tuberías, etc... Reduce considerablemente el consumo de combustible al existir una mejor pulverización y aumentar la eficiencia de la combustión. Este producto no consume energía, ni necesita reparaciones ni mantenimiento y no afecta a las placas electrónicas del equipo.

Instalación:

Instalación muy sencilla, cualquier usuario lo puede realizar. Se realiza totalmente externa al combustible anclando el dispositivo a través de unas bridas (adjuntas). Se instala lo más cerca posible de la rampa del quemador.